Publicidad

Osteosarcoma, el tumor óseo maligno primario más frecuente

Osteosarcoma

Osteosarcomael tumor óseo maligno primario más frecuente

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en el año 2015, en el Ecuador se diagnosticaron 36 casos de osteosarcoma en menores de 20 años. La incidencia de este cáncer es de 6.2 en hombres y 4.5 en mujeres por millón de habitantes. El osteosarcoma es el tumor óseo maligno primario más frecuente, “los factores que influyen en el Ecuador es una evaluación tardía, la agresividad de la enfermedad y múltiples metástasis al momento del diagnóstico”.

 “El tratamiento del osteosarcoma debe ser precoz, para por un lado, curar al niño y además salvar el miembro (brazo, pierna), porque en ocasiones se tiene que llegar a la amputación”

¿Qué es el osteosarcoma?

El cáncer en los niños no es algo frecuente, pero, de aquellos que aparecen en pediatría el más usual es el osteosarcoma que es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento de un tumor en el hueso, los más afectados son los niños y adolescentes desde los 8 hasta los 30 años de edad. Esta enfermedad puede provocar metástasis en los pulmones; de hecho, muchas veces pacientes debutan con esta metástasis que es otra localización de la misma enfermedad. En cuanto a la aparición es de 5 a 6 niños por millón a nivel de América Latina, Europa y Estados Unidos.

¿Cuáles son los factores que originan esta enfermedad?

No se sabe, es un tumor que aparece como todos los cánceres en los niños y no se conoce cuál es el motivo. Muy pocos casos tiene una predisposición genética; es decir, no existe un factor que determine la aparición de tumores y no es algo evitable.

¿Qué sintomatología presenta?

La sintomatología frecuente es tener dolor en algún hueso puntual, que no calma con analgésicos comunes, que despierta al niño o adolescente en la noche y es persistente. No tiene relación con los dolores comunes del crecimiento o que jugando se golpeó y luego pasa, es un dolor que no les permite realizar sus actividades, los hace adelgazar porque no les permite ni comer. Puede afectar cualquier hueso del cuerpo, lo más frecuente es en la zona de la rodilla, la parte distal del fémur o el proximal de la tibia, también aparece en el hombro.

¿Cómo es el proceso de diagnóstico del osteosarcoma?

El diagnóstico se realiza con una radiografía de la zona afectada lo más  rápido posible. El problema es que son enfermedades poco frecuentes, si el pediatra o el traumatólogo no piensan en este cáncer, no lo diagnostican o lo hacen tardíamente cuando ya aparece el bulto o tumor. Lo óptimo es hacer una radiografía en el momento adecuado. Posterior a la radiografía, se hace una tomografía de la zona afectada. Luego una punción o biopsia para sacar un pedazo de hueso y estudiarlo, con esto se inicia el diagnóstico de osteosarcoma que debe hacerlo un patólogo. Con los resultados de los exámenes se busca descartar la existencia de metástasis en el pulmón o en otro huesos, con un centellograma óseo.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento inicia con quimioterapia que son más o menos tres ciclos (3 meses), a veces un poco más; luego, se realiza la cirugía del tumor primario, donde se saca pedazo del hueso que está afectado, en ocasiones es necesaria la amputación, pero por suerte, se pueden hacer cirugías conservadoras si se detecta a tiempo. La cirugía conservadora consiste en poner una prótesis interna, se saca el hueso afectado y se puede colocar uno de plástico, una prótesis de titanio o un injerto en bloque de hueso de banco.

¿Qué efectividad tiene el tratamiento?

En los países desarrollados, la efectividad es de más del 75 %, en nuestra región que no solo tiene que ver con un diagnóstico tardío, sino que los tumores son más grandes, llega a un 50 % de curación, lo que significa que la mitad de los niños se curan. En algunos países desarrollados que tienen un biología particular en estos tumores, son un poco más altas las tasas de curación.

Un paciente con una prótesis ¿qué tipo de cuidados debe tener?

Pensemos que después de una cirugía donde se coloca una prótesis interna, nunca se vuelve a vivir igual; es decir, pueden volver a caminar, realizar una actividad relativamente normal, pero son niños que no van a poder hacer un deporte de roce o fuerza. La prótesis que se coloca es de por vida; sin embargo, muchas veces se desgasta y hay que cambiarla, eso depende de la actividad del paciente y la edad de colocación.

¿Existe alguna correlación del osteosarcoma con otras enfermedades?

A veces se asocia este cáncer a otro tipo de tumores como el retinoblastoma, un tumor de la retina que tiene una alteración genética, que incrementa la predisposición para que padezcan osteosarcoma, pero, esos casos son muy pocos.

Este tipo de cáncer ¿es prevenible?

No hay manera de prevenir el cáncer infantil, aparece y aparece, no es como el padecimiento en el adulto, que si no fuma tendrá menos posibilidad de tener un cáncer de pulmón. Hace años que se estudia esta enfermedad, ahora se conoce mejor el tratamiento y se curan más niños que antes.

Un paciente con esta enfermedad debe tomar alguna medicación?

No, cuando una persona termina el tratamiento lo hace de forma definitiva. Pero, la enfermedad puede regresar, el punto es, que se llega ha saber que un niño se curó cuando pasan 5 o 10 años.

En cuanto al avance científico, ¿cómo califica el desarrollo del tratamiento de esta enfermedad?

El avance estuvo muy frenado hace muchos años, a partir de 2005, aparece una nueva droga que mejora la posibilidad de curación, pero todavía hay un porcentaje de niños que no se pueden curan. Lo que se requiere es justamente terapias que estimulen la inmunidad del paciente para que ataquen a las células tumorales, estos medicamentos sirven cuando queda muy poca enfermedad que no se la ve.

¿Qué es lo más difícil al tratar el osteosarcoma? 

Lo que más cuesta al médico es el momento de dar el diagnóstico, porque el impacto en un niño y adolescente es muy fuerte. Otra aspecto muy difícil, es cuando hay que efectuar una amputación y hacerles entender a estos jóvenes pacientes, que vale la pena vivir, aunque sea con una pierna menos.

¿Quiénes intervienen en el manejo de esta enfermedad?

El cáncer en los niños es una enfermedad que debe ser tratada por un grupo multidisciplinario, integrado por el oncólogo, el traumatólogo, el cirujano, el radioterapeuta y un psicólogo que sepa manejar esto, por sí solos, no podrán hacer nada.

¿Cómo reciben esta noticia los pacientes?

Los niños y adolescentes reciben este diagnóstico mejor que los adultos, ellos aceptan la quimioterapia más rápido. Lo más difícil para ellos es la amputación, pero la cirugía la toman con más tranquilidad, porque tienen confianza en el conocimiento médico.

¿Algo en particular para agregar?

A los pacientes les digo que hay que pelear, porque esta enfermedad se puede curar. Es importante la difusión de padecimiento poco frecuente con los pediatras y traumatólogos. Recuerden que el cáncer infantil cuando más precozmente se diagnostica tiene mayor probabilidad de curarse.

FOTO: Edifarm

  • osteocarma

Comentarios

comentarios

loading...

About The Author

Related posts

Leave a Reply

X